Una cuarta parte de los puntos de recarga para coches eléctricos no funcionan | Economía

Una cuarta parte de los puntos de recarga para coches eléctricos no funcionan | Economía
Una cuarta parte de los puntos de recarga para coches eléctricos no funcionan | Economía

El principal obstáculo al que se enfrentan las ventas de vehículos eléctricos es la desconfianza sobre su autonomía. Una potente red pública de puntos de recarga solventaría parcialmente el problema. Pero en España esa malla evoluciona con lentitud y, según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), cuenta con un problema añadido: una cuarta parte de la infraestructura instalada no está operativa. Sea porque están en mal estado, averiados o porque todavía no han sido conectados a la red eléctrica, 8.869 puntos de los 34.049 existentes no pueden prestar servicio.

Esa es una de las principales conclusiones del Barómetro de la Electromovilidad que actualiza cada trimestre la patronal de marcas y que se basa en la información que ofrecen los usuarios. Ese punto vuelve a constatar cómo España va perdiendo terreno respecto al resto de países europeos y a sus objetivos de impulsar la movilidad descarbonizada. Según los cálculos de Anfac, en los primeros nueve meses del año apenas se había conseguido el 26% del objetivo de poner en marcha 45.000 infraestructuras este año, o el 9,7% si se tienen en cuenta el objetivo de 2025 (91.000 infraestructuras).

El documento defiende que para recuperar el terreno perdido es necesario acelerar más que el resto, Según el Eurobarómetro, con datos de 2022, España contaba con 53 puntos de recarga por cada 100.000 habitantes, siete menos que Portugal, pero muy lejos de los 107 de Francia o los 99 de Alemania. En Países Bajos, donde hay mayor concentración, cuentan con 699.

El análisis, sin embargo, detecta un punto favorable en España: los puntos de recarga rápida mejoran más que los de recarga lenta, lo que contribuye a mejorar la experiencia de los conductores cuando tienen que afrontar largas distancias o tienen prisa en recargar la batería de su vehículo eléctrico.

Hay 621 puntos con una potencia de entre 150 y 250 kilowatios (que permiten recargas de baterías entre 15 y 27 minutos) y 369 de más de 250 kW (con tiempos de recarga máximo de un cuarto de hora). El principal problema de estos últimos puntos, que ofrecen una experiencia lo más parecida posible a un repostaje de gasolina, son las trabas administrativas para ponerlas en marcha y en un 85% de los casos han sido impulsados por los propios fabricantes de automóviles para incentivar el mercado.

El gran desafío es fijar esas instalaciones de recarga en zonas interurbanas, como zona de servicio en grandes recorridos. Hoy en día el 65% de los puntos de conexión en esas zonas de paso tienen una potencia de como mucho 22 kilowatios, que se considera una carga complementaria por si se para a realizar alguna gestión. Con esa potencia, una batería tarda tres horas en cargarse. Anfac ha apreciado hasta 35 corredores de más de 100 kilómetros con ningún punto de conexión de 250 kW.

El análisis de la patronal vuelve a dejar a España en el furgón de cola europea en cuanto a electromovilidad. Está, junto a Italia, República Checa y Hungría, por debajo de la media europea tanto en lo que se refiere a ventas de coches eléctricos como de instalación de puntos de recarga. Y cuenta con grandes diferencias entre territorios: En Madrid (3.043) hay casi tantos puntos de recarga como en Andalucía (3.084), pese a que esta se extiende por un territorio casi once veces superior. Cataluña es la comunidad autónoma con más infraestructuras públicas (5.221) y Asturias la que menos (351). Pero esas estadísticas hay que ponerlas entre algodones, porque Cataluña (1.636), Comunidad de Madrid (1.159) y Andalucía (1.020) concentran cerca de 4.000 puntos fuera de servicio.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Melissa Andreina Mendoza Araujo

Entradas relacionadas

Read also x